jueves, 24 de enero de 2019

Ultreya por la Conversión de San Pablo, 25 de enero


Este viernes 25 de enero de 2019, festividad de la Conversión de San Pablo, celebramos en la Parroquia de Santa Cruz (sita en calle Mateos Gago, Sevilla), la Ultreya Paulina. En esta ocasión, además conmemoramos el LXX aniversario del Primer Cursillo de Cristiandad que fue el origen de todos los miles y miles que se han celebrado desde ese año 1949 hasta ahora.

Es una buena oportunidad para dar gracias a Dios por tu cursillo de cristiandad, un buen momento para avivar la llama que en ti se encendió ese día y te marcó para siempre como una nueva criatura tocada por la gracia de Dios. Por eso tu presencia es importante para abrazar a otros hermanos tuyos que también empezaron a pintar el mundo De Colores.

Empezaremos con la Santa Misa a las 20:00, seguida por los testimonios.  Al finalizar tendremos un ágape fraterno (trae algo para compartir).

¡NO FALTES, CRISTO Y TUS HERMANOS TE ESPERAN!
Parroquia de Santa Cruz, Sevilla

domingo, 20 de enero de 2019

Testimonios tras el cursillo de cristiandad 762


Estas son algunas frases de quienes han compartido la experiencia del cursillo de cristiandad Nº. 762 de Sevilla, celebrado del 18 al 20 de enero de 2019, en San Juan de Aznalfarache.

-Vine al cursillo de cristiandad invitada por una amiga y un sacerdote, que me preguntaron si sabía lo que era el cursillo. Yo no sabía a lo que venía y me voy con fuerzas y con muchas herramientas para afrontar mi vida.
-Vine al cursillo de cristiandad impulsado por unos amigos y vine asustado porque no me esperaba esto. Me voy ilusionado y renovado.
-Vengo al cursillo de cristiandad gracias a unos amigos. No me lo esperaba. Venía de una situación complicada, pero leí un cartel, con el lema: “Venid a mí, todos los que estáis cansado y agobiados, y Yo os aliviaré”. Me voy con paz, tranquilidad y un crucifijo en el bolsillo. Doy gracias a Dios.
-Vine al cursillo de cristiandad por recomendación de mi párroco. Vine estresado y logré desconectar esta mañana de domingo. Me voy bastante tranquilo y, como suelo decir, Dios es como el wifi, que no se le ve, pero siempre se le busca. Aquí no encontré wifi, pero sí a Dios.

-Me recomendó venir al cursillo de cristiandad el párroco de mi pueblo y yo vine sin saber a lo que venía. Me voy feliz, llena y formando parte de una familia.
-Me recomendaron un par de amigos venir al cursillo de cristiandad. Y lo hice expectante, con incertidumbre. He aprendido a valorar lo que tengo. Me voy con ilusión y siento que Dios me ha traído aquí para conocerle. Me voy con herramientas para mi vida.
-Yo soy catequista en mi parroquia. Me habían hablado de los cursillos de cristiandad, pero ahora entiendo que era Dios quien me llamaba. Me voy repuesta y sé que no estoy sola.
-Mi hijo me trajo al cursillo de cristiandad y fue quien me lo recomendó. Venía tranquila, creyendo que era algo más de lo que yo ya había vivido antes. Pero ahora me voy llena y satisfecha. Le doy gracias a Dios.

-Venía nervioso al cursillo de cristiandad, cerrado en mí mismo. Pero creo que he sacado cosas muy buenas y me llevo una familia muy grande.
-Venía recomendada por amigas mías al cursillo de cristiandad. Llegaba asustada y con incertidumbre. Ahora me siento más llena, más consciente de las cosas de mi vida, con compromiso y con tareas pendientes.
-Vine al cursillo de cristiandad, por la recomendación de un párroco para casarme, y venía con dudas, desconocimiento y pereza. Pero desde que entré el viernes, noté buenas vibraciones y no me he equivocado: Es una experiencia superpositiva, gratificante e inolvidable.
-Vine al cursillo de cristiandad recomendado por unos amigos y familiares. Y desde la primera charla, se me llenó el corazón. Venía con dudas e incertidumbre y ahora me voy con ilusión.

-Venía al cursillo de cristiandad con incertidumbre; ni sabía adónde venía. Fui invitado por unos amigos. Me quedo con la familia que he conocido y sus valores.
-Venía con pocas ganas al cursillo de cristiandad y hasta obligado y enfadado. Me he relajado y me voy contento.
-Vine al cursillo de cristiandad vacía, sin expectativas y pensando que lo que hacía era acompañar a alguien. Pensaba que esto era un retiro. Pero, desde el primer momento, se me encendió algo olvidado dentro de mi corazón. Me voy con ganas y fuerza de transmitir lo que ahora sé.
-Vine al cursillo de cristiandad por un amigo y no sabía a qué venía. Me dijo que iba a ser más feliz y así me voy.

-Vine al cursillo de cristiandad animada por un amigo. Ha sido una forma de acercarme a la fe, pues estaba alejada por el trabajo y las cosas de la vida. Ha sido una forma muy bonita de acercarme de nuevo a la fe.
-Vinimos, mi esposa y yo, invitados al cursillo de cristiandad por nuestro grupo parroquial. Me voy con ganas y satisfacción. Mi paraguas estaba medio abierto y lo he cerrado para empaparme del Crucificado.
-Este cursillo de cristiandad han sido muchas emociones. Me voy llena de luz. No sabía que Él me había traído y ahora le doy las gracias.
-No sabía adónde venía con esto del cursillo de cristiandad. No sabía que en 48 horas se podía vivir tantas cosas. Me voy con mucha ilusión.

-Me casé porque me casé, bauticé a mi hija porque había que hacerlo y vine al cursillo de cristiandad para confirmarme… Lo tenía olvidado, no le daba importancia…
-Vine al cursillo de cristiandad por el empujón de un amigo y porque mi abuelo me decía: “¿Por qué no haces el cursillo? Cuando sientas la llamada, ve”. Vine con miedo, expectante y sin saber qué hacer. Y no me arrepiento. Me voy con mucho trabajo que hacer y roto, pero con fragmentos de colores.
-Me voy a casar con mi novia este año y queríamos confirmar nuestra fe. Llegué al cursillo de cristiandad enfocado a Dios, a rezar… Pero pensando que Dios estaba en el cielo. Ahora he visto que Dios también está entre nosotros. Me voy con la fe fortalecida y dispuesto a transmitirla. Estoy a punto.
-Vine al cursillo de cristiandad por la recomendación para casarnos y además conocía a una chica del cursillo 761 que me dijo que era una experiencia maravillosa. Me voy feliz y he aprendido mucho sobre Dios.
-Yo vine al cursillo de cristiandad con incertidumbre y mi primera noche fue muy mala. Vine con una venda en los ojos y ahora siento que los he abierto. Es increíble lo vivido.
- Vine al cursillo de cristiandad animado por mi familia. Venía con miedo y con esperanza. Sé que Jesucristo es nuestro mejor amigo y que está entre nosotros y dentro de cada uno de nosotros.

Próximos previstos:
-Cursillo de Cristiandad Nº. 763 de Sevilla, de la tarde del viernes 15 de febrero al domingo 17, para adultos y jóvenes desde 21 años.
-Encuentro de Juventud Nº. 148 de Sevilla, el sábado 23 y el domingo 24 de marzo, para edades entre 17 y 21 años.

viernes, 18 de enero de 2019

Cursillo de cristiandad 762, enero 2019

En el nuevo año, también un nuevo cursillo de cristiandad tiene lugar en su primer mes. Una nueva experiencia testimonial intensa, de gozo y alegría. Acompañe sus buenos propósitos para 2019, con el descubrimiento o profundizando la fe, compartiéndola o sintiéndola en comunidad.

¿Tienes curiosidad? ¿Sientes inquietud? ¿Hay desánimo en tu alma o en tu corazón? ¿Quieres resolver dudas, hacer preguntas o saber más? 

Desde la tarde del viernes 18 a la tarde-noche del domingo 20 de enero de 2019, el Movimiento de Cursillos de Cristiandad ofrece uno nuevo, el número 762 de los realizados en Sevilla, para quienes no conocen el Primer Anuncio, para quienes no se han parado a pensarlo o quienes necesitan volver a oírlo para llevarlo plenamente a sus vidas, a través del encuentro con Dios, con los hermanos y con uno mismo, promoviendo la existencia de redes cristianas y al que puede venir con un familiar o amigo.

Aproveche esta gran oportunidad, un fin de semana que muchas personas describen como un gran regalo para toda la vida. Eso sí, el cursillo de cristiandad tiene plazas limitadas, por lo que es imprescindible una inscripción previa, llamando al teléfono 640.526.573 o enviando un correo electrónico con los datos personales, de contacto y la hora preferida para llamarle, a la dirección
mcc-sevilla-administracion@cursillosdecristiandad.es


Si quiere saber más, puede consultar el siguiente enlace:

Los cursillos de cristiandad de Sevilla, por necesidades especiales de instalaciones, sólo se realizan en San Juan de Aznalfarache, junto al Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, un lugar cercano y accesible desde la estación de metro San Juan Bajo.
En redes sociales:
#cursillodecristiandadsevilla

Y si pueden servir para animar, aquí transmitimos testimonios de cursillos de cristiandad anteriores y la invitación del propio Papa Francisco a conocer esta experiencia: