lunes, 22 de enero de 2018

Testimonios tras el 754

Estas son algunas frases de los testimonios de las personas que han compartido el cursillo de cristiandad Nº. 754 de Sevilla, celebrado del 19 al 21 de enero de 2018, en San Juan de Aznalfarache:

- Vine al cursillo de cristiandad por la invitación de un amigo que me dijo que me vendría bien y ha sido una experiencia fantástica para poder conocer a Cristo. Los que hemos participado, el viernes, teníamos unas caras raras y ahora nos vamos alegres.
- Yo vine al cursillo de cristiandad por mediación de un amigo y porque me estaba planteando muchas cosas. Esto ha sido una llamada de Dios. Y es que, en la vida, muchas veces, todo es sufrimiento, y yo sentía estar llamado para algo grande. Me voy del cursillo de cristiandad con las mismas dudas que vine, porque se solucionarán con el tiempo, siguiendo a Jesucristo. Pero esta experiencia de este fin de semana me ha ayudado mucho. Hay muchas cosas muy buenas en la Iglesia.
- En el Camino de Santiago vi a otra persona que llevaba un imperdible con tiras de colores y le pregunté por ello a quien lo llevaba que qué significaba. Entonces, me invitaron a venir y yo quería saber lo que era esto. Vine receptiva y nerviosa; ahora me voy del cursillo de cristiandad contenta y feliz, con el corazón de colores.
- Venía al cursillo de cristiandad con mucha ilusión y con marido, pues los dos tenemos un camino juntos en la fe. Venía con ilusión, pero con miedo, pero hemos encontrado lo más grande: Al Señor. Ha sido un regalo. El Señor siempre actúa.

- Vine al cursillo de cristiandad con mi esposa, con ilusión y con inquietud. Me muevo entre varias cosas de Iglesia y me voy con más confianza de que el Señor está conmigo. Espero seguir en el camino que quiere para mí.
- Yo he pasado corriendo por aquí y, para mí, este era un edificio más. Creía que esto del cursillo de cristiandad tenía que ser algo aburrido. Me invitó a venir mi mujer y he venido con ella. Ahora me voy con muchas esperanzas.
- Venía al cursillo de cristiandad con inquietud y con mi marido. Ahora siento mi fe más grande, tengo ganas de conocer más a Jesús y a la comunidad cristiana. Me voy contenta.
- Venía al cursillo de cristiandad a la aventura, porque vivía apartada de la Iglesia. Supe de la existencia del cursillo por mi madre y le dije que quería venir. Ahora siento que he vuelto a recuperar mi fe y salgo contenta.

- He venido al cursillo de cristiandad con mi hermana. Cuando llegué, lo que vi fue un pasillo lleno de puertas y ahora he descubierto un mundo lleno de colores. Lo vivido lo quiero compartir con mucha gente.
-Venía al cursillo de cristiandad enamorada del Señor y quería recoger un regalo de Él. Había pasado por una experiencia muy fuerte y el Señor no me ha abandonado. En este fin de semana, he recibido mucho amor, porque Dios es Amor; el Señor lo ha derramado a través de los demás. Me voy llena de amor para dárselo a los demás y al Señor.
- Vine a vivir la experiencia del cursillo de cristiandad. Me voy satisfecho y contento. Es una experiencia maravillosa que no quiero dejar; ayuda a seguir al Señor.
- Yo ya había escuchado hablar del cursillo antes, pero necesitaba venir en mi momento. Llegué tensa, junto a desconocidos y ahora siento que somos familia. Me voy muy contenta.

- Hace dos años, me dijo un familiar que había el cursillo de cristiandad y que salió contenta. Este fin de semana, he venido con mi pareja, antes de casarnos, y nos vamos muy felices. Me siento hijo de Dios.
- He venido al cursillo de cristiandad con mi pareja y por él. Me he sentido en la presencia del Señor. Venía nerviosa, sin saber a qué. Estos dos días de compartir me he sentido muy tranquila. Ahora esperamos que el Señor nos acompañe y sepamos atender su llamada.
- Este era mi momento de estar aquí, en el cursillo de cristiandad. Mis padres me insistieron y pienso que era mi momento. Me voy con el Amor de Dios y amigos a los que considero mi familia de colores.
- Vine de rebote al cursillo de cristiandad con mi hermana, para así poder confirmarme, ya que no puedo hacerlo a través de las catequesis. Hablé con mi párroco y me comentó esta posibilidad; yo no tenía ni idea de esto. No me lo esperaba y me voy llena, completa, superllena de colores.

- Soy hijo de Dios y llegué al cursillo de cristiandad con ganas; me habían propuesto venir mis catequistas. Vine con ganas y sin miedo, porque Dios me acompaña. Me he sentido muy bien este fin de semana y me voy con más ganas, con cosas pendientes y de colores.
- Soy creyente y nunca he dejado la Iglesia, pero he tenido un año muy malo. Hablando con mi párroco, él me invitó a venir al cursillo de cristiandad. Le doy las gracias a Jesucristo por esta experiencia.
- He venido al cursillo de cristiandad, porque mis padres y mis abuelos son cursillistas; yo he venido con mi pareja. También me invitó a venir una amiga que lo hizo en noviembre y le pareció una experiencia estupenda. Me voy feliz, removida y con fuerzas.
- A mí me han traído al cursillo de cristiandad “por la oreja”. Ahora me voy más cerca de la comunidad cristiana y de Dios.

- Hice el cursillo de cristiandad hace 20 años y, hará un par, pregunté si esto seguía existiendo. Quería venir y recuperarme, aunque me ha costado hacerlo, porque tenía muchas dudas. Ahora he encontrado un camino hacia la felicidad, más aliento, vuelvo a creer, quería aumentar mi fe y lo he hecho.
- Yo no sabía a lo que venía y no tenía momento para venir al cursillo de cristiandad. Venía inquieta y vacía; me voy con mucha calma y le doy gracias a Dios.
- Me voy del cursillo de cristiandad con satisfacción. Es una experiencia maravillosa y recomendable.

Dios mediante, las próximas actividades previstas son:
-El cursillo de cristiandad Nº. 755, entre los días 16 (viernes por la tarde) y 18 de febrero de 2018, para adultos y jóvenes desde 21 años.
-El encuentro de juventud Nº. 145, los días 17 y 18 de marzo, para edades entre 17 y 21 años.