lunes, 7 de marzo de 2016

Testimonios tras el Encuentro de Juventud Nº 139 de Sevilla, marzo de 2016


Estos son testimonios de jóvenes de entre 17 y 21 años que han compartido el Encuentro de Juventud Nº 139 de Sevilla, celebrado los días 5 y 6 de marzo de 2016, en San Juan de Aznalfarache.

- Fátima: Vine al encuentro de juventud con mucha curiosidad, con ganas, pero también con inseguridad. Durante estos dos días han cambiado muchas cosas en mí y me voy feliz.
- Lisa: Vine al encuentro de juventud con inseguridad, con miedo y dudas. Después de estos dos días, salgo contenta, no sé cómo explicarlo; ha sido algo impresionante.https://dub118.mail.live.com/ol/clear.gifhttps://dub118.mail.live.com/ol/clear.gifhttps://dub118.mail.live.com/ol/clear.gifhttps://dub118.mail.live.com/ol/clear.gif
- María: Vine al encuentro de juventud con expectativas muy altas; estaba apartada de Dios y salgo cambiada; he llorado mucho ante el Sagrario. Este fin de semana me ha cambiado mucho. Tenía a Dios presente en mi vida, pero esto ha superado mis expectativas. Ha sido una experiencia increíble.
- Bernardo: Vine al encuentro de juventud porque me invitó mi madre; ahora siento que estoy más cerca del camino de Cristo, hacia Dios.

- Vine con ganas, acompañando a mi prima para acercarla a Dios y me voy muy llena. Era yo la que estaba perdida y toda esta vivencia ha sido impresionante.
- Wilson: Venía al encuentro de juventud con un poco de miedo y desconocimiento de lo que es Dios y la Iglesia. Me han bautizado en este fin de semana y ahora me siento más cerca de Dios, con más confianza.
- Michelle: Venía al encuentro de juventud con miedo y con dudas. Ahora creo que este fin de semana me ha servido como preparación para recibir los sacramentos de bautismo, primera comunión y confirmación. Me voy feliz y fascinada por todos lo vivido aquí.
- Ana: Me enteré de la existencia de los encuentros de juventud por un primo y vine con otra prima mía, con curiosidad. Ahora salgo con mucho amor, con ganas de mucho más y de mostrarles a los demás mi felicidad.

- Mercedes: Vine al encuentro de juventud porque me invitó mi hermano y ahora me voy con el hecho de haber vivido una experiencia increíble. Yo no me podía creer que este fin de semana sería tan increíble.
- Alberto: Mi encuentro comenzó el viernes y pensé que Dios quería que viniera. Yo ya había vivido el cursillo de cristiandad en Córdoba y he tenido grupos de catequesis; vine muy chulito, como un enterado, como si ya lo supiera todo. Vine pidiendo a Dios y he sentido que Él me dijo que este era mi encuentro. Me he emocionado y me voy dando gracias, muy lleno.
- María: Vine al encuentro de juventud por invitación de mi catequista y no venía convencida. Gracias a Dios, gente de mi edad me ha explicado cosas que no podía entender sobre la verdadera Iglesia. El encuentro de juventud es una experiencia brutal y alucinante.
- Carlota: La verdad es que nos obligó a venir nuestra catequista, pero el encuentro de juventud es una experiencia increíble. Salgo nueva y le doy las gracias a Dios.

- Mercedes: Vine al encuentro de juventud porque toda mi familia y hasta mi profesor de autoescuela me dijeron que viniera. Yo ya había estado en convivencias, pero esto no es igual; tengo 27 hermanos nuevos y me siento más cerca de mi Padre.
- Cecilia: No quería venir al encuentro de juventud y hasta el viernes pensé que no tenía cómo hacerlo. Yo ponía a Dios en duda; no lo creía. Por haber debatido en estos dos días, obtener respuestas y aprender, ahora me doy cuenta de que Cristo es real.
- Sofía: Vine porque mi tío me dijo que el encuentro de juventud era una gran experiencia y ha sido una de las mejores de mi vida. Me voy más cerca de mí misma, conociéndome mejor y más cerca del Señor.
- Teresa: Estudio en Madrid y vine este fin de semana sólo para el encuentro. Quería estar con mi familia. Pero sentía que este fin de semana tenía que estar aquí. He vivido este encuentro con 27 personas más y con Dios. Y ahora siento que soy útil y que tengo una labor. Tengo ganas de seguir adelante.

Agradecemos a Isabel O. la recogida de datos de estos testimonios.


Texto dedicado a don Publio Escudero quien, entre otras muchas labores pastorales, inició los Cursillos de Cristiandad en Sevilla, junto a otros colaboradores de Córdoba y Madrid, que luego ayudaría a su iniciación en Jerez y creador de los Encuentros de Juventud, para jóvenes de entre 17 y 21 años. También director espiritual de cientos de personas en los cursillos y encuentros. Su alma descansa en la Gloria del Señor, en Sevilla, el domingo 6 de marzo de 2016, mientras se desarrollaba el encuentro de juventud Nº 139 de Sevilla.

"Quién sabe si el último pensamiento de don Publio ha sido para el encuentro que se estaba celebrando" (Rvdo. P. Eduardo M. Clemens, actual consiliario diocesano).