lunes, 19 de octubre de 2015

Algunos testimonios tras el Encuentro de Juventud Nº 137 de Sevilla


Estos son algunos de los testimonios compartidos por jóvenes de entre 17 y 21 años, que han vivido la experiencia del Encuentro de Juventud Nº 137 de Sevilla, celebrado del 17 al 18 de octubre de 2015, en San Juan de Aznalfarache:

Tere: Llegué al Encuentro de Juventud pensando que estaba menos vacía por dentro de lo que realmente sentía.
Paco: Soy un seminarista del Seminario Menor y llegué con nervios al Encuentro de Juventud, porque para mí lo que se hacía aquí era un misterio y aunque alguno de mis compañeros ya había vivido esta experiencia, no me decía nada. No quería venir, porque pensaba que “me iban a comer la cabeza”. Sin embargo, ha sido una experiencia magnífica y no me quisiera ir de aquí. Doy gracias por este encuentro con un Dios que nos quiere.
Chica: En este Encuentro de Juventud he aprendido algo que no sabía: Que podía encontrarme con un Dios cercano a nuestras debilidades.
Chica: Llegué al Encuentro de Juventud con ilusión, pero también con nervios, pues no sabía adónde venía. Doy gracias a mi catequista de Confirmación por invitarme y, como ha dicho Paco, tampoco me quiero ir de aquí. Me he encontrado con Dios, conmigo misma y con personas maravillosas.

Chica: Llegué al Encuentro de Juventud con dudas, sin saber adónde venía. Sin embargo, mi padre y mi hermano me animaban a venir, pues ellos ya habían hecho el Cursillo de Cristiandad. Ha sido una experiencia muy buena; me voy llena, feliz y con ganas de seguir dándome a los demás.
Pilar: Vine al Encuentro de Juventud con curiosidad y este fin de semana me ha hecho pensar y reflexionar. Se lo recomendaré a los demás de mi entorno.
Chica: Vine al Encuentro de Juventud por mi catequista de Confirmación y no me arrepiento. He conocido a gente maravillosa en este fin de semana.
Belén: He venido con mi grupo de catequesis y todo lo del Encuentro de Juventud era un misterio para nosotros, pero creo que no podíamos perder esta oportunidad. Me voy llena de Dios y le doy gracias por este encuentro.

Miguel: En este Encuentro de Juventud he descubierto que es algo que me sirve para mi vida. Y me he confesado.
José María: Doy gracias a la amiga que me invitó a venir al Encuentro de Juventud; y aunque estuve dudando si venir, no me arrepiento de haberlo hecho. Ahora tampoco me quiero ir. Y pienso que todo lo ocurrido no ha sido casualidad que esté aquí y le doy gracias a Dios.
Pepa: He venido al Encuentro de Juventud gracias a la invitación de mi amiga María. Vine con las manos vacías y ahora me voy con ganas de llenarlas de lo importante. Pienso que toda la gente necesita vivir estas experiencias.

Belén: Vine al Encuentro de Juventud por la invitación de una amiga y por acompañar a otra amiga, pero en contra de mi voluntad. Ahora salgo encantada y lo recomendaré a todos los de mi entorno. He aprendido mucho y “cultivaré” este encuentro.
Cristina: Una amiga me ha acompañado a este Encuentro de Juventud y me llevo de este fin de semana muchas cosas buenas. Y todo lo aprendido no se quedará en estos dos días, sino que seguirá llenando mi vida.
Blanca: Me “enredaron” para venir al Encuentro de Juventud. Yo ya conocía a Dios en mi vida, pero ahora también es Padre y Amigo.


Agradecemos profundamente la labor de Isabel O. para recoger y poder compartir estos testimonios.