martes, 31 de enero de 2012

Motivos para orar

Pedir por María, hija de Rafael  Borondo, está ingresada y bastante delicada de salud, necesita de nuestras oraciones.

Un testimonio ampliado tras el Cursillo Nª 710

Acudí al cursillo sin muchas ganas y con un poco de miedo a lo que Dios pudiera allí pedirme. Pero me lo recomendó encarecidamente mi párroco después de confesarme con él.
    
Y allá que fuí.
    
Yo sólo sabía que mi padre, más o menos, cuando yo nací, hizo el cursillo y que volvió de allí transformado, mucho mejor persona, de lo que nos beneficiamos sus siete hijos, porque fue mucho mayor su amor, y muchísimas personas en mi pueblo, porque fue mucho mayor su generosidad.
    
No conocía a nadie. Pero enseguida el ambiente me cautivó. Me vi rodeado de buenas personas, valiosísimas, discretas. Me sentí un cristiano menos solitario. Viví la verdadera universalidad de la Iglesia. Allí había una enfermera, un bombero, una estudiante con piercing, varios profesores, dos abuelas, un abogado, una bióloga, un informático, un economista... Pero todos estábamos unidos en la búsqueda; buscábamos la misma luz, colorear nuestra vida espiritual, que se había visto oscurecida y esclavizada por el pecado o sepultada por la tibieza y la desgana o por el desencanto de haber adorado falsos ídolos. Todos ansiábamos un encuentro con el Autor de las estrellas, con el Cristo humano y divino, el que bailó en Caná y sudó gotas de sangre en Getsemaní, el que expulsaba los demonios y llevó niños en brazos, el que daba agua viva al sediento... 

Y allí se produjo mi encuentro con Cristo. Por vez primera, Dios dejó de ser un ente espiritual al que agotar con mis plegarias cuando estaba triste, y se me mostró ese rostro humano, amable, amante, el del Cristo que nunca me había abandonado pero que yo era incapaz de ver en su humanísima divinidad. Y Él me ha hecho el regalo de quedárseme tan grabado desde entonces, que, aunque de nuevo el pecado me ciegue los ojos, lo seguiré teniendo en el corazón.
    
Y ese Cristo humano y vivísimo no se me reveló mediante una aparición o un éxtasis, sino de mano de mis hermanos, cuando nos reunimos ante el sagrario en oración y allí cada cual le habló como buenamente pudo y supo, con el corazón en la mano, y yo sentí que Él estaba allí queriéndonos tanto, tanto, que estallaríamos de alegría, luz y color si entendiéramos solo un poquito de ese Amor loco, que es su debilidad.
    
Me sentí tan amado, tan reconfortado, tan comprendido, que ahora me siento menos solo en mi bregar diario. Otros, me consta, han dado un paso más y, en vez de salir de allí pensando, como yo, que Cristo es mi guardaespaldas y hace muchas cosas por mí, le preguntan a Él qué pueden hacer por Él.
    
Quizá sea esa mi búsqueda en el siguiente cursillo.
    
Por todo ello, quiero agradecer la abnegación simpática, desenfadada y generosa y alegre con que los organizadores del cursillo nos han agasajado a todos. Me han regalado más felicidad que todos los libros de autoyuda que me he zampado con desesperación, más que todos los filósofos que he leído con avidez.
    
Ellos nos han regalado unos días intensos e inolvidables, de colores, con la emoción de la más alta poesía, la de Dios.


Enviado por Jesús C., del Cursillo Nº 710. En Sevilla, a 30 de enero 2012.

sábado, 28 de enero de 2012

Archisevilla Digital y los cursillistas

El arzobispo de Sevilla, mons. Juan José Asenjo Pelegrina, presentó el pasado día 27, en rueda de prensa, una nueva publicación digital, Archisevilla Digital (AD). Este nuevo medio, de difusión semanal -cada viernes- a través de internet, consta de doce páginas en las que se ofrece la actualidad diocesana, la carta pastoral del arzobispo, reportajes, etc.

En la elaboración de esta publicación intervienen activamente los miembros de la Delegación Diocesana de Medios y cursillistas: Rocío López y Pablo Enríquez.

Enlace para saber más de esta información:

viernes, 27 de enero de 2012

Sin Luz no hay Colores

Esta afirmación es tan simple, tan obvia que hay veces en que la pasamos de largo.
 
Sabemos  que la luz es el elemento que produce los colores. Más apropiadamente deberíamos decir que en la luz se encuentran contenidos todos los colores, y cuando ella desaparece, los colores se apagan y también desaparecen.
 
Nosotros, en Cursillos, nos empeñamos en vivir la vida de colores. Se nos llena la boca cantando “De colores” y es como nuestro  distintivo; esa “contraseña” con la que nos reconocemos en cualquier parte del mundo. Y sin embargo, nuestros propios colores, tan vivos después del Cursillo, se pueden ir apagando hasta desaparecer. Y todo porque, casi sin darnos cuenta, nos vamos yendo a zonas de penumbra en vez de vivir a plena luz.
 
La luz es Cristo y la oscuridad nuestros pecados. Esa es nuestra eterna lucha, entre la luz y la oscuridad. Por eso en muchas ocasiones, descubrimos que  en vez de ser luciérnagas que acuden a la luz, nos convertimos en vampiros que sólo saben vivir en oscuridad porque la luz les molesta.
 
Pero lo peor es vivir en la gama de los colores desvaídos. Esa es la situación de la tibieza; en la que los colores nítidos de antaño van volviéndose “tonos pastel”. En esos momentos, nos parece que mantenemos nuestra coloración primera, cuando la verdad es que  nos vamos acostumbrando a los tonos tenues sin percibir que estamos desembocando en los grises.
 
Cuando ocurre esto, hay que pedir la gracia de reconocer la situación de  tibieza y luego tener el valor de volver a  abrir nuestra vida a la Luz para recuperar nuestros colores vivos, nuestros propios colores.
 
Por eso iremos a nuestro Padre Dios  y nos acusaremos de ser grises, de haber perdido los colores. Y la luz volverá a nuestro ser… y nos sacará los colores.
 
Estar  ante el Señor en el sagrario será exponerse a la luz, leer el evangelio será  exponerse a la luz y encomendarse a María será hacerlo ante la Madre de la Luz.
 
Desde Cursillos deberíamos proponer una nueva advocación de María:  la Siemprecoloreada, o Nuestra Madre de Colores. Porque sólo Ella pudo vencer siempre y en cada momento de su vida  el pulso que le tendió la oscuridad.  Al fin y al cabo, Ella concibió y dio a luz a la Luz de la que brotan todos los colores, los nuestros también.
 
Fernando Parra (presidente de Cursillos Sevilla).

jueves, 26 de enero de 2012

Motivos para orar

Pedir por el padre Fran, del Cursillo 710, que está  ingresado con hemorragia estomacal en Madrid.

¿Hijos de un mundo digital y de un relativismo?

¿HIJOS DE UN MUNDO DIGITAL Y DE UN RELATIVISMO?


Hoy podemos afirmar que una de las características de nuestro mundo son los cambios muchos y profundos de todo tipo: Político, económico, cultural, religioso, pero sobre todo los cambios y avances verdaderamente sorprendentes y espectaculares de la ciencia y de la tecnología sobre todo en los medios de comunicación social poniendo en nuestras manos el acceso directo a toda clase de conocimientos y culturas.

Todos estos cambios verdaderamente revolucionarios en los medios de comunicación social nos abren unos horizontes nuevos y unas posibilidades de conocimiento y dialogo con otras culturas, otras razas y colores, y de despertar posibilidades de conocimiento y dialogo con otras culturas, otras razas y colores y además despertar en nosotros una nueva conciencia de una sola y gran familia humana y de una mayor solidaridad globalizada.

Junto a estos y a otros muchos aspectos positivos existen algunos peligros. Todo depende del uso o abuso de estos medios.

En concreto se puede ir creando un tipo de persona con mucha información pero con poca formación, con mucha indigestión y poca similación, personas como “almacén” de muchas ideas sueltas, yuxtapuestas, amontonadas e inconexas; ideas poco interiorizadas y poco integradas, mucha empanada mental y con frecuencia un revuelto de ideas y sentimientos en la cabeza y en el corazón.

El resultado con frecuencia es que tenemos un hombre superficial, disperso, diluido, fragmentado y con poca densidad interior.

Consecuentemente con mucha frecuencia tenemos un joven o adulto, hombre o mujer, con mucha confusión y desorientación; con incoherencias y contradicciones en su vida, con miedo al parón en su vida estresada y miedo al silencio y la verdad y con el peligro de instalarse en la duda, en la ambigüedad, en el “todo es igual”, en el “todo vale”. Personas sin criterios claros y sin convicciones profundas; sin “ideas fuerza”, sin “ideas eje” que vertebren su pensamiento y su conducta. Por eso hay tantas vidas que son como barquitos a la deriva llevados por las olas y los vientos que están de moda.

El relativismo moral y de todo tipo que nos invade y nos envuelve y el pragmatismo que nos domina lleva a muchos a un culto obsesivo a la imagen, a la apariencia, al tipo y a la figura. Personas con una adicción a lo fácil, a lo rápido, a lo inmediato, a lo novedoso con nuevas experiencias y sensaciones; adicción a lo placentero, todo a prueba, todo provisional y por otra parte con una alergia al trabajo, al esfuerzo, al sacrificio, al compromiso permanente.

¿Esto es una suposición mía o es una realidad? Aprieta un botón y mira y escucha lo que se dice, lo que se propone, lo que se ofrece y lo que se hace. Sal a la calle y abre los ojos y los oídos; ve y escucha. . . .

Para muchos todo es relativo, todo vale con tal de conseguir el dinero, el poder, el placer, etc.; todo depende del momento, de la oportunidad, de lo que conviene,  de lo políticamente correcto.

Hoy muchos, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, desprecian los grandes principios, las verdades objetivas, los valores permanentes, todo depende de. . . . . . porque para ellos todo es relativo, todo vale porque el fin justifica los medios.

Todo esto no son teorías sino que es toda una filosofía de la vida que nos esta alcanzando y tocando a todos de una manera u otra, en un sentido o en otro.

Esta manera de ver la vida está influyendo y condicionando nuestra vida diaria y repercutiendo en la educación de los niños, en el fracaso escolar, en la provisionalidad del amor, de la amistad, del matrimonio a prueba y a plazos, en la inestabilidad y descomposición de las familias, en la corrupción generalizada que invade hoy nuestra sociedad, de arriba abajo y de abajo arriba, especialmente en la vida política y en determinadas organizaciones sociales. Corrupción que está produciendo un enriquecimiento y un despilfarro escandaloso mientras que otros están sufriendo unas durísimas consecuencias de todo tipo, personales y familiares.  

Estamos necesitando todos un parón y una reflexión seria y profunda; una renovación y un cambio de cabeza y de corazón.

La regeneración es completamente necesaria y urgente a todas las escalas.

Recordemos aquellas palabras de la Madre Teresa de Calcuta. Le preguntaron por donde había que empezar para cambiar este mundo nuestro y ella les contestó: “El cambio empieza por usted y por mí.”

Seguiremos reflexionando.

Con el cariño de PUBLIO ESCUDERO.

Testimonios del Cursilllo de Cristiandad Nº 710 (4 de 4):

- Vine con dudas, en un momento delicado de mi vida y el Cursillo ha sido una experiencia emocionante y agradable. Sé que cada día de mi vida, me acompaña Dios y cuenta conmigo.
Juan.

- Venía sin expectativas, abierta a cada persona de las que he conocido. Y he conocido a gente llena de Dios.

- Ya había hecho un Cursillo antes y doy gracias a Dios, porque aquí me han dado un reempujón. Debemos ser cristianos muy valientes.

- Agradezco a mi cuñado y a mi hijo por insistirme para venir al Cursillo. Vine con expectativas, porque vi el cambio que se había producido en sus vidas. Sé que en mi vida siguen los mismos problemas, pero también sé que siempre voy a estar acompañada por Dios.

- Recibí la invitación para participar en el Cursillo mientras rezaba y sabía que la propuesta me venía de Dios. No tenía expectativa alguna al venir al Cursillo y me voy pensando en cómo aterrizar todo esto en mi vida. Soy una mujer dura y, sin embargo, al final, me he emocionado.
María Dolores.

miércoles, 25 de enero de 2012

Testimonios del Cursilllo de Cristiandad Nº 710 (3 de 4):

- Vine con ganas, cursiosidad y algo de miedo, hasta que exploté de emoción. Le doy gracias a Jesucristo por haberme llamado.

- Cuando me propusieron venir al Cursillo, me alegré. Me he sentido triste y me voy con menos carga sobre mí.

- Vine echa polvo por problemas familiares y de salud. Me voy con fuerzas, llena de amor y con Dios, pensando en unas palabras: "Piensa, escucha, experimenta y aprende de Dios".

- Mi experiencia ha sido muy buena. Llegué acobardado y hoy he hablado con mis compañeros del Cursillo y me quedo con la suerte de haber podido pasar este fin de semana junto a Dios.
Alfonso.

Motivos para orar

Pide por el alma del padre de Mario Rodríguez, fallecido recientemente.

Reza por el hermano de Casi que ha sufrido un accidente 
y depende de su evolución en las próximas horas.

martes, 24 de enero de 2012

Testimonios del Cursilllo de Cristiandad Nº 710 (2 de 4):

- Venía con muchas expectativas, porque me habían hablado mucho del Cursillo. Vivo una vida comprometida y han sido para mí impresionantes las emociones que hemos compartido ante el sagrario.
Johnatan.

- Tras confersame, me invitaron a un Cursillo, pues estaba rebotado de la fe. Vine pensando a ver qué me pedía Dios y he sentido lo que quiere Jesús de mí. He sentido que Jesús estaba entre nosotros.
Jesús.

- La primera noche la pasé fatal. Me voy con una experiencia muy enriquecedora y me quedo con lo vivido. Me llevo un pedacito de todos.
Fátima.

- Me plantearon venir al Cursillo. He tenido experiencias de fe y a esta llamada no podía decir que no. Estoy comprometido con mi hermandad, con Cáritas... Pero debía parar. Este parón de venir al Cursillo no ha sido verdaderamente un parón, sino un empujón.



Motivos para orar

Pide por una niña de doce años (hija de una amiga de Marivi), que tiene leucemia y está ingresada en oncología.

lunes, 23 de enero de 2012

Testimonios del Cursilllo de Cristiandad Nº 710 (1 de 4):

- Flaqueaba mi vida espiritual. Estaba adormilado. En el Cursillo he compartido cosas y han compartido cosas conmigo.

- Llegué perdida y triste por varias circunstancias y me voy con Dios del Cursillo, porque le he encontrado en todos mis compañeros.

- Siempre he vivido alrededor de la Iglesia (iba a las misas del domingo), aunque nunca me he implicado, sólo he cumplido. He tenido crisis de fe y mis amistades y conocidos no me ayudaron espiritualmente.

Varios conocidos, durante la Jornada Mundial de la Juventud, me hablaron de los Cursillos y aunque venía a la defensiva, me llevo los momentos intensos vividos.
David.

- Vine con la vida rota y vacía. Tras el Cursillo, siento que he cambiado, como un vaso nuevo; me voy con Dios para siempre.

domingo, 22 de enero de 2012

Motivos para orar - Cursillo Nª 710

Seguimos orando por los participantes del Cursillo Nª 710, para que vivan muy intensamente su cuarto día de Cursillo, allá donde vean que son llamados para llevar el Amor de Dios.

sábado, 21 de enero de 2012

Recuerdo para este lunes 23

Recuerdo: Este lunes día 23 de enero, no hay Escuela, por la celebración del miércoles 25.



El próximo miércoles día 25 “CONVERSIÓN DE SAN PABLO” tendremos la ULTREYA DEL MES DE ENERO.

 Se adelanta debido a que S. Pablo es el Patrón de Cursillos  de Cristiandad y por ese motivo la celebraremos ese día.

Será el miércoles 25 a las 20.30 horas en la calle Segovias.

Motivos para orar - Cursillo Nº 710

Seguimos pidiendo oración por los participantes del Cursillo Nª 710, para ayudarles en su encuentro con Jesús.

viernes, 20 de enero de 2012

Testigos

TESTIGOS


Hay un proverbio judío que expresa bien la importancia que tiene el testimonio de los creyentes: «Si no dais testimonio de mí, dice el Señor, yo no existo».

Lo mismo se puede decir hoy del testimonio de los cristianos. Si ellos no saben ser testigos, el Dios de Jesucristo permanece oculto e inaccesible a la sociedad.

La única razón de ser de una comunidad cristiana es dar testimonio de Jesucristo. Actualizar hoy en la sociedad el misterio del amor salvador de Dios manifestado en Cristo. La Iglesia no tiene otra justificación.

En su último libro «Un Dios para hoy», M. Neusch nos ha recordado que este testimonio de los creyentes se ha de dar hoy en un contexto sociológico en el que Dios sufre un proceso condenatorio.

En la sociedad actual se está llevando a cabo, de muchas maneras, un juicio sobre Dios y, con frecuencia, los testigos que hablan contra El reciben más audiencia que los que se pronuncian a su favor.

Hemos de recordar que, en este contencioso sobre Dios, no todo lo que viven los creyentes testimonia a su favor ni todo de la misma manera. La Iglesia puede atraer hacia Dios, pero puede también alejar de El.
Lo verdaderamente importante no es el número de testigos, pues la verdad no se decide por el criterio de las cifras. Lo decisivo no es tampoco el mensaje verbal que se pronuncia, aunque hemos de seguir hablando de Dios.

Lo que ha de crecer no es tanto el número de bautizados, sino su fe y su amor. Lo que ha de cambiar no es tanto el mensaje verbal de la Iglesia cuanto la vida de las comunidades cristianas.

Difícilmente ayudará hoy la Iglesia a creer en Dios desarrollando información religiosa y doctrinal, si no es, al mismo tiempo, en sí misma, manifestación del amor salvador de Dios.

Dios no se impone en una sociedad por la autoridad de los argumentos, sino por la verdad que emana de la vida de aquellos creyentes que saben amar de manera efectiva e incondicional.

No hemos de olvidar que «el único testimonio creíble es el de un amor efectivo a los hombres, pues sólo el amor puede testimoniar del Dios Amor».

Tal vez una de las tragedias del mundo actual tan radicalizado en muchos aspectos, es el no contar hoy con experiencias de «fe radical» y de «testigos vivos» de Dios.

La figura del Bautista, verdadero testigo de Jesucristo, nos obliga a hacernos una pregunta: Mi vida, ¿ayuda a alguien a creer en Dios o más bien aleja de El?

Motivos para orar

Por los participantes del Cursillo Nº 710, para que puedan sacar los máximos frutos de este Cursillo.

miércoles, 18 de enero de 2012

martes, 17 de enero de 2012

Motivos para orar - Comunión de los santos

Ayer por la mañana falleció nuestro querido amigo, compañero y hermano de fe Paco Piñero, miembro de nuestra Escuela de Sevilla. Precisamente, la eucaristía de ayer noche fue ofrecida por su alma.

Rogamos una oración por su eterno descanso y la acción de gracias por su vida dedicada  con tanto cariño y tanto esfuerzo a nuestro Movimiento de Cursillos.

lunes, 16 de enero de 2012

"He vuelto", inicio de la campaña Ladrillos de Colores

HE VUELTO
Como si fuera el mejor lugar donde poner los pies cada vez que uno abandona los restos de un naufragio, he pisado la casa, en San Juan de Aznalfarache,  donde los Cursillos de Cristiandad propiciaron tantos frutos espirituales. Allí citaba don Publio a Dios con los hombres, muchos de ellos sin saber siquiera Quién les esperaba. Me imagino que, sin experiencia propia y de oídas, es imposible calcular el alcance de aseveraciones como esta. Yo mismo tampoco podría suponerlo si no llega a ser porque tuve la suerte de vivirlo.

He vuelto. Me ha llevado Fernando Parra, mi buen amigo que,  en su doble condición de presidente de los Cursillos y arquitecto, intenta acometer la rehabilitación del edificio, además de destinarlo en parte a una actividad con la que procurarse su autofinanciación. Seguramente será un complejo dedicado a la hostelería, dada la ubicación privilegiada que tiene, un auténtico balcón hacia Sevilla, con la parada del metro a los pies de la falda que eleva el monumento del Sagrado Corazón. La capital le queda así a unos minutos, tan próxima que la visión de la Giralda forma parte del horizonte de luz y calma que ofrece semejante atalaya.
 
Todo arquitecto tiene su proyecto y el de Fernando va a llamarse  -ya se llama-  ladrillos de colores. “De colores” es el viejo lema de los Cursillos de Cristiandad, en alusión a cómo se pintan el alma y el corazón cuando Dios vive en ellos. Es un auténtico himno alegre y feliz con el que, desde sus voces conmovidas,  vienen siempre a reunirse cantando los que acaban de salir de un Cursillo y aquellos que les reciben tras haber pasado anteriormente por el mismo trance.
 
He vuelto. Con Fernando, también estaba Maren. ¡La de años que hacía que no la veía! A decir verdad, la de años que va haciendo de todo… Pero donde se edificaron tantos hombres y tantas mujeres, ahora resulta que se resienten los techos y las paredes. Estarán tocados por el tiempo, la humedad, las lluvias. A base de humanizarse para nosotros, han terminado como nosotros: teniendo goteras. Además, no hay que olvidar que aunque aparentemente aquel caserón pertenezca al Aljarafe, estuvo siempre más cerca del Mar de Galilea que de ninguna otra parte, y el salitre horada los muros. Allí es donde Jesús se acercaba a la orilla, sin buscar ni a sabios ni a ricos. Allí es donde sólo pedía que le siguiéramos. Allí es donde nos miraba a los ojos y sonriendo decía nuestro nombre.

Foto de la capilla.
He vuelto a la capilla. ¡Si las piedras hablaran! ¡Si el Sagrario contara! Cuando el suelo parecía un vertedero donde ir desparramando basura y soltar lágrimas. Y nuestros nombres propios uno por uno en los labios de un hombre irrepetible, empeñado en despedirnos con un gozo en el alma. ¡Ay don Publio, don Publio!

Ese gozo hay que seguir brindándolo a la gente, a miles de personas más que merecen sentirlo, a una juventud que empieza ahora como un día empezó la nuestra. Todo tiempo halla a los seres humanos en sus redes y en su trabajo. Y todos los seres humanos deberían saber, en cualquier época, que les llama un pescador de hombres.

                                          José María Fuertes
                                                              Para Sevilla Press

domingo, 15 de enero de 2012

Testimonio de Cursillos, desde Córdoba


Del día 12 al 15 de este mes de enero del 2012 se celebrará en Córdoba en la Casa de Cursillos de San Pablo, el Cursillo de Cristiandad nº 1.000. Es todo un acontecimiento porque en todo el mundo tan solo se ha llegado a este número en Puerto Rico. Yo los hice hace treinta y nueve años, y tengo que decir que es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida. Me sirvieron para conocer a Dios, a mí mismo y a los demás. Yo era muy joven pero tenía una inquietud espiritual y quería buscar algo que llenara mi vida. Y por supuesto que la llenó. Mi escala de valores cambió y empecé a vivir igual, pero de forma distinta. 

Conozco a muchas personas que han hecho el Cursillo y todos dicen que han sido los tres días más interesantes de su vida. Si me preguntas qué es un Cursillo de Cristiandad difícilmente te lo podría responder. El Cursillo es una vivencia personal. Es para vivirlo, es para esas personas que tienen una inquietud espiritual y que buscan algo que llene su vida. Es una experiencia de fe que ilumina nuestro caminar en este mundo tan complicado. 

Yo ya soy abuelo, porque tengo cuatro nietos --pero soy joven-- y tengo muchas ganas de vivir. He llevado al Cursillo a mis padres y hermanos, a mis hijos y a mis amigos y todos piensan del Cursillo de Cristiandad lo mismo que yo; que es una vivencia enriquecedora, que no se olvida nunca. Os invito a los que piensen así que hagan el Cursillo; jamás se arrepentirán. Mi enhorabuena más sincera al Movimiento de Cursillos de Córdoba por este feliz acontecimiento.

Antonio. 10-01-2012.
Para ver este artículo: Diario de Córdoba.

viernes, 13 de enero de 2012

Cursillo Nª 710, del viernes 20 a domingo 22, de enero.

Aún hay plazas para el Cursillo de Cristiandad Nº 710,  a celebrar del viernes 20 (por la noche), al domingo 22 de enero.

Aún puedes invitar a alguien para que se encuentre con Jesús, para que dé testimonio de su fe, para que vuelva a acercarse a la Iglesia.

De colores.

Motivos para orar.

Nuestra querida Mª Carmen Pérez necesita nuestra oración, ya que está pasando por unos momentos delicados de salud; ella sabe, al igual que su marido, que estamos unidos a ellos y que pedimos al Señor por su pronta recuperación.

También pedimos por el padre de Antonio y abuelo de Rocío, un cristiano de gran testimonio durante toda su vida, que empezó su camino hacia la otra vida.

martes, 10 de enero de 2012

En la Escuela de ayer, día 9-ene.

Vídeo proyectado al finalizar la Escuela de ayer, día 9 de enero, por lo que nos pueda aportar para nuestra vida como cursillistas (hacer clic sobre "play" para visionarlo):


sábado, 7 de enero de 2012

Foro Humanismo y Ciencia, viernes, día 13-ene

José Luis Vicente Córdoba (Pbro.) nos invita a participar en la próxima sesión de este curso del foro Humanismo y Ciencia, que tendrá lugar en los locales del SARUS (Rectorado de la US - Fábrica de Tabacos) el viernes 13 de Enero de 2012 a las 18:00.

En la ponencia, nuestros compañeros D. Manuel Enrique Figueroa Clemente, Catedrático de Universidad de Ecología, y Dª Mercedes Pérez del Prado, Profesora Titular de Universidad de Expresión Gráfica Arquitectónica y Cursillista, nos ayudarán a reflexionar sobre “La Última Cena: Eucaristía y Ecología”, a partir del capítulo quinto del "Jesús de Nazaret II", de Benedicto XVI, continuando el tema general sobre el volumen del libro del Papa.

Podemos invitar a estos actos a las personas del entorno académico que pudieran estar interesadas.

jueves, 5 de enero de 2012

Feliz Día de Reyes

Y recuerda que, en este Día de Reyes Magos, también puedes regalar a otra persona algo tan bueno como su participación en un Cursillo de Cristiandad. Aquí tienes las fechas:
En enero... Nº 710, del 20 al 22.
En febrero... Nº 711, del 17 al 19.
Encuentro de Juventud Nº 127, en marzo, del 10 al 11.
En marzo... Nº 712, del 23 al 25.
En mayo... Nº 713, del 11 al 13.

martes, 3 de enero de 2012

Nuevos contenidos en el blog

A día de hoy, en este blog hay nuevos contenidos en la columna de la derecha que detallamos brevemente:

- Nueva presentación en Power Point: "De Colores - Cursillos de Cristiandad".

- Preguntas frecuentes sobre Cursillos.

- Testimonios en Internet sobre Cursillos de Cristiandad en Sevilla, que indica el link hacia el blog de la parroquia de Santiponce que lo publicó en 2009.

Saludos y feliz año 2012 de colores.

domingo, 1 de enero de 2012

Oración para el inicio del año


Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría,

la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría.

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad

llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz.

Cierra mis oídos a toda falsedad y mis labios

a palabras mentirosas egoístas, mordaces o hirientes.

Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno,

que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y la derrame a mi paso.

Cólmame de bondad y de alegría

para que cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí

encuentren en mi vida un poquito de Ti.

Señor, Dios, dame un año feliz y enséñame a repartir felicidad. 



¡¡¡Feliz año 2012, de colores!!!