domingo, 16 de octubre de 2016

Algunos testimonios tras el cursillo de cristiandad 743 de Sevilla


Estos son algunos testimonios de las personas que han compartido el cursillo de cristiandad Nº 743 de Sevilla, del 14 al 16 de octubre de 2016, en San Juan de Aznalfarache.

- En junio de este año hice la catequesis de Confirmación de adultos. Estando allí, estuvieron dos hombres que dieron su testimonio del cursillo de cristiandad y, desde ese día, quería vivir esta experiencia. Mi mujer me hizo también este gran regalo que es poder venir. Yo venía con ideas equivocadas a este fin de semana; creía que mi felicidad no dependía de mí, sino de fuera, de que me tocaran con una varita mágica. Salgo del cursillo de cristiandad con la idea de que mi vida no depende de un sorteo, sino que mi felicidad depende de mí, en cambiar mi día a día.
- Venía “seca” al cursillo de cristiandad y me voy “hidratada”.
- Vine al cursillo de cristiandad por la invitación de una de mis hijas. Estaba muy triste, triste, triste y me voy de aquí muy contenta, queriendo ser mejor persona.

- Hace tiempo que quería venir al cursillo de cristiandad y conocía a gente que lo había hecho y me animaban a venir. Yo estaba en un momento de mi vida en que me preguntaba mucho el porqué de las cosas. Ahora estoy alucinada, sabiendo que lo importante es el “para qué”, con ganas de dar mucho y de entregarme a los que me necesitan. Doy gracias a Dios por lo que he vivido aquí.
- Llevaba dos años perdida y llevaba tiempo queriendo hacer algo; le pedía a Dios que me pusiera algo en mi camino. Me voy del cursillo de cristiandad llena de ilusiones, con ganas de trabajar, sintiéndome útil para los demás. He recibido una “inyección” de paz, sosiego y felicidad, que no sabía que tenía en mi interior. Y ahora siento que Dios me va a ayudar.

- Yo venía con baches en mi vida. Venía al cursillo de cristiandad con la “mochila” vacía y me voy ahora con ella llena.
- Me llevo del cursillo de cursillo de cristiandad una experiencia muy grande, muy buena.
- Yo venía al cursillo de cristiandad para poder hacer la Confirmación y porque me lo recomendaron. Estaba con incertidumbre y he descubierto muchas cosas. Ahora me voy con una visión nueva de las cosas.
- Venía al cursillo de cristiandad desahuciado, sin esperanza. Tras este fin de semana, me voy confiado y lleno de gracia.

- He venido al cursillo de cristiandad con mi novia, porque nos casamos el mes que viene. Y he comprendido que el matrimonio está conformado por tres personas: el hombre, la mujer y Dios. Así sé que, gracias a la fe, superaremos los momentos malos que vendrán.
- También he venido al cursillo de cristiandad porque quiero confirmarme. El primer día nos avisaron que nos tomáramos esta experiencia como una parada en nuestras vidas y, durante este fin de semana, he aprendido muchas cosas. He conocido un poco a Cristo y me gustaría sentirme siempre como me he sentido aquí. Creo que cambiaré un poco.

- Vine con mis padres y mi prometido, y pienso que lo he hecho gracias a Dios y a mi madre. Lo hacía como apoyo a ellos, pero he sentido que Dios quería que estuviera aquí. Me voy muy llena y satisfecha; quiero seguir agradando mi corazón para Dios.
- Vine al cursillo de cristiandad porque me lo recomendaron, pero sin saber a qué venía, con dudas. Este fin de semana ha supuesto una experiencia bonita; me voy llena de amor y con ganas de hacer cosas por los demás.
- Venía con muchas ganas al cursillo de cristiandad, pues estoy pasando un tiempo duro. Pensaba que estaba muy sola, pero me dio por mirar a Cristo y vi que no estaba sola; sentía que estaba protegida. Hice el cursillo hace muchos años y sentía que este era nuevamente mi momento de volver. Venía con ganas de llenarme de Dios y de paz, y así me voy, con confianza. Siento tranquilidad. Ahora no me pregunto el porqué de las cosas, sino el para qué. Y sé que el Espíritu Santo está conmigo.


NOTA: Agradecemos la recogida de estos testimonios.