lunes, 13 de junio de 2016

Testimonios tras el Cursillo de Cristiandad Nº 742 de Sevilla

Estos son algunos testimonios recogidos tras el Cursillo de Cristiandad Nº 742 de Sevilla, celebrado del 10 al 12 de junio de 2016, en San Juan de Aznalfarache:

- No sabía qué era esto del cursillo de cristiandad; tenía desconocimiento y pensaba que podía ser una reunión o algo así. Sí pensaba que era algo largo, al durar todo un fin de semana. Pero ha sido intenso, enriquecedor, hemos aprendido mucho. Nos vamos más fuertes de lo que llegamos y queremos seguir.
- Venía al cursillo de cristiandad con incertidumbre, pero con ganas. Ha sido un fin de semana intenso y bonito, que hace falta vivir. Me voy con ganas de volver; ha sido maravilloso.
- Vine al cursillo de cristiandad con intriga y a la expectativa. En realidad, no quería venir. Pero ha sido un fin de semana con una experiencia bonita y me voy con ganas de aprender más y seguir este camino.
- Venía al cursillo de cristiandad con una “boina de ignorancia” puesta hacia Jesucristo. Ahora me voy con agujetas en el corazón.

- Les quiero dar las gracias a mis parroquianos por haberme invitado al cursillo de cristiandad; estamos siempre ajetreados, con muchas labores y me hacía falta venir, para darme cuenta de que me hacía falta motivación. Es el Señor quien me ha traído y todo lo hacemos por Él.
- Ha sido una bendita suerte que esté en este cursillo de cristiandad; ha sido un fin de semana maravilloso. Me voy llena de gracia y de Dios. Y quiero más.
- Este cursillo de cristiandad ha sido una experiencia importante. Hace tiempo que quería hacerlo y ha sido interesante poder compartir conocimientos y sentimientos. Dios ha estado con nosotros y ahora le pido fuerzas para seguir adelante.
- Llegué con prisas al cursillo de cristiandad y ahora me doy cuenta de que me trajo el Señor. Me voy con menos prisa y dando gracias al Señor por haberme traído, a través de mi párroco.

- Me siento afortunada, pues Dios me ha enseñado que está con nosotros y que no nos abandona. Le doy las gracias al director espiritual de este cursillo de cristiandad. Ha sido una experiencia bonita y reveladora.
- Vine al cursillo de cristiandad con certeza, pues sé que me ha traído Dios. Aquí he encontrado un camino para seguirle.
- Vine al cursillo de cristiandad con incertidumbre y ha sido un fin de semana inolvidable. Ha sido una chispa de la vida, que espero que dure.
- No sabía a qué venía en el cursillo de cristiandad. Me voy con experiencias, conocimientos y amigos.

- Venía alterada al cursillo de cristiandad; estaba atacada. Ahora me voy cargada, llena de sentimientos, gente nueva, ganas y alegría. Invitaré a otros a que vengan.
- No sabía a lo que venía en el cursillo de cristiandad. Ha sido una experiencia única, difícil de olvidar y de describir. Ahora les doy las gracias a Dios y a quienes me invitaron.
- Yo sabía a qué venía y que serían unos tres días buenos. Me voy feliz.
- Ha sido un fin de semana intenso. Llegué deprisa al cursillo de cristiandad y ahora me voy “vapuleada” en el buen sentido. Me voy enriquecida.
- El cursillo de cristiandad ha sido una experiencia muy bonita; ha sido una puesta a punto, un reencuentro. Ahora quiero profundizar.

- El viernes vine sin ganas al cursillo de cristiandad. Ahora estoy agradecida por mis compañeros.
- Yo sabía que venía a un fin de semana bueno. Me considero una persona religiosa, pero me parecía un tostón venir al cursillo de cristiandad. Sin embargo, como había hecho el encuentro de juventud (para jóvenes entre 17 y 21 años), vine por probar. Ahora siento que Dios me quiere mucho a través de una persona y me comprometeré de la misma forma.
- Me siento muy feliz de haber conocido esta experiencia y a estas personas, en el cursillo de cristiandad.
- Vine a un mundo desconocido. Me voy agradecido del cursillo de cristiandad. Lleno de emoción.

- Esto del cursillo de cristiandad ha sido una bendición. He encontrado respuestas y ahora mi corazón está abierto.
- Vine al cursillo de cristiandad, porque me decían que te cambia la vida. Y me ha hecho darme cuenta de que no puedes tener una iglesia a tu medida, sino que hay que seguirle en comunidad y que Él te lo dará todo.
- No se puede explicar lo vivido en este cursillo de cristiandad. He pensado más que en toda mi vida. Estoy aquí por Dios y le doy las gracias a los “instrumentos” que utilizó para que me invitaran.

- No sabía a qué venía en el cursillo de cristiandad y me voy muy feliz. Parece que los que lo hemos compartido nos conocemos de hace tiempo.
- Del cursillo de cristiandad me voy emocionada y llena.
- Llegué nervioso al cursillo de cristiandad y ahora me voy más nervioso. Ha sido un fin de semana espectacular y ahora hay que seguir el camino.