lunes, 3 de diciembre de 2012

Testimonios tras el Cursillo de Cristiandad Nº 716


Frases e ideas de los testimonios de los participantes en el Cursillo de Cristiandad Nº 716 (del 30 de noviembre al 2 de diciembre), sobre su paso por el mismo.

- Llegué triste a este Cursillo de Cristiandad, con falta de ilusión internamente, aunque al exterior mostraba otros sentimientos. Me voy del Cursillo con felicidad, contenta y, sobre todo, sé que hay Alguien que me va escuchar. Lo digo de corazón.
- Vine al Cursillo tras la muerte de mi padre y vacío. Me animó mi hermana a venir y salgo viendo a mi Padre.
- Yo le he dado muchas vueltas a la cabeza antes de venir al Cursillo de Cristiandad. Venía intrigada con lo que aquí se realiza y me ha sorprendido, pues pensaba que venía a aprender algo. No he descubierto cosas nuevas, pero sí he encontrado gente y testimonios nuevos. Me voy contenta, sintiendo que renuevo mi fe.

- Vine al Cursillo de Cristiandad con muchas ganas y me voy con mucha fe y con Cristo dentro de mí.
- Estoy aquí porque Dios me ha hecho un regalo muy grande. Vine por el consejo de mi director espiritual y, tras el Cursillo, me siento renovada. Antes estaba muerta y ahora me voy llena de Dios.
- Vine con muchas dudas y con falta de fe. Me voy llena de Dios y sabiendo que Dios cuenta conmigo y que yo me ofreceré a Él.
- Vine un poco fría en mi fe por circunstancias de la vida y me he encontrado a mí misma aquí. Me voy con el compromiso de ahondar más en mi fe.

- He tenido muchas experiencias de fe en mi vida y sabía que lo que iba a vivir en Cursillo de Cristiandad sería más grande que lo que he vivido hasta ahora. A todos los que no creen, les invitaré a venir.
- Vine invitado por varias personas de dos familias conocidas mías. Soy creyente, conozco a Jesús y la Biblia, pero me he dado cuenta en el Cursillo de que no conocía verdaderamente ni a Dios ni a Jesús. He sido feliz y he aprendido que Dios existe y que le puedo seguir.
- Llevaba diez años sin confesarme. Tras la primera noche del Cursillo, reflexioné y me fui a buscar al sacerdote. Pensaba que no me faltaba nada en la vida y me he dado cuenta aquí de que no tenía fe. Tras confesar, Dios me ha llegado a través de los testimonios que hemos compartido en este fin de semana.

- Vine con dudas y con falta de fe. Es mi segundo Cursillo y el primero lo hice hace ya muchos años. Mi familia me insistió para volver a hacerlo y vuelvo a salir con ilusión y con ganas, teniendo presente que Dios existe.
- Estos tres días han sido los más intensos de mi vida. Vine solo y me voy lleno. Además, en este fin de semana, he ido más a misa que en el resto de toda mi vida.
- Hice el Cursillo de Cristiandad hace 11 años y me tuve que marchar a otra provincia por cuestiones laborales, perdiendo a Cristo en mi vida. Ahora, salgo de este Cursillo con fe y con Cristo.
- Venía sin saber qué era un Cursillo de Cristiandad y ha sido una bonita experiencia.