sábado, 15 de diciembre de 2012

Peregrinos de Colores en Sanlúcar, ayer

Ayer, varios cursillistas visitamos a feligreses de la parroquia de Santa María, en Sanlúcar La Mayor, en los salones parroquiales. La vida de esta comunidad, en gran medida, gira en torno a las 14 hermandades y asociaciones cofrades, la convivencia con las órdenes religiosas locales (Carmelitas, Salesianas y Maristas), y miembros activos de la parroquia. También el sacerdote, don Francisco Carretera Mesa, asistió y participó activamente en la reunión.

Comenzamos proyectando un Power Point con el que se explican las características principales del Movimiento de Cursillos de Cristiandad: objetivo acercar a Jesús, movimiento de Iglesia, evangelizador, etc. Y se incidió mucho en que no se trata de una actividad más o de que la gente se cambie de su hermandad, de su grupo o de su parroquia para venir a Cursillos; si no que es más bien un fin de semana para detenerse en la rutina y reflexionar, y sobre todo, para quienes no Le conozcan, para acercarse a Cristo y entender lo fundamental en la vida del cristiano. También se leyó parte de la carta que el Arzobispo de Sevilla le ha dedicado a Cursillos de Cristiandad.

Junto a dos testimonios de adultos de lo que ha supuesto el Cursillo de Cristiandad para sus vidas, tres jóvenes explicaron lo que ha supuesto el Encuentro de Juventud, con sencillez, claridad y cercanía.

Se realizó un turno abierto para resolver dudas y preguntas y se entregó información actualizada sobre los próximos Cursillos de Cristiandad y Encuentro de Juventud. Además, don Francisco, el sacerdote, también dio su testimonio, pues asistió a dos (uno antes de ser cura y a otro ya siendo cura en Burguillos, con algunas personas de su comunidad), hablando de la alegría y de lo reforzadora que es la experiencia, además de lo positivo que ve en Cursillos, que sea un movimiento abierto que no obligue a nadie y que su carisma sea sólo evangelizador.

Agradecimos allí la presencia de todos los asistentes y del sacerdote, y también reconocemos la labor para organización de este evento del cursillista Antonio, miembro de aquella parroquia.