lunes, 29 de octubre de 2012

Testimonios del Encuentro de Juventud Nº 128


Estas son las ideas que hemos recopilado tras el Encuentro de Jóvenes Nº 128, para edades entre 17 y 21 años, celebrado entre los días 27 y 28 de octubre en Castilleja de la Cuesta.

- Me aconsejaron venir y he encontrado al verdadero Dios, al que cada uno tiene dentro de él y yo repetiría la experiencia. Venía perdida y me han ayudado a encontrar mi camino.
Jessica.

- Vine gracias a un amigo, diciéndome que me acordaría de lo que viva y que la experiencia me cambiaría. Mi amigo tenía toda la razón del mundo: Mi visión de Dios, que tenía por mis padres, es mayor ahora.
Ángel.

- Mis padres vinieron al Cursillo. Me ha gustado venir y mi fe está ahora mucho más afianzada.
Lola.

- Nos recomendaron venir desde el Arzobispado. Jamás he profundizado tanto en el mundo, en Dios, en mi familia y en mis amigos. Me voy con un chute de adrenalina espiritual y humana. Esta es una experiencia única.
Epi.

- Vine sin saber a qué venía, tras que me insistieran mucho. Estaba alejada de la Iglesia y sin comunidad, pero he aprendido a compartir y estoy contenta.
María.

- Vine por mi hermano. No quería venir porque pensaba que no lo pasaría bien, pero me lo he pasado muy bien.
Ángela.

- No sabía a qué venía y, tras insistirme mi amiga, me alegro de haber venido. Estaba vacía y me siento llena.
Míriam.

- Venía a acompañar a mi hermano y soy yo quien se siente ahora mucho más acompañado.
Felipe.

- Al encuentro me trajeron mis hermanos. Me he sentido en familia en estos dos días y salgo mucho mejor conmigo mismo y en mi relación con Dios.
Pablo.

- Vine por mis amigos. Me voy contenta, me siento feliz. Y he aprendido a valorar lo que tengo. He sentido cosas que no había sentido nunca.
Belén.

- Vine a probar la experiencia, pues no soy muy creyente, pero esto me ha ayudado a comprender bastante.
Laura.

- Venía como un bote vacío y ahora mi bote no es suficiente y necesito un segundo encuentro. Les recomendaré a todos esta experiencia.
Rocío.

- Vine también porque me lo recomendó el Arzobispado y es que quiero ser sacerdote.
Antonio.

- Me voy con las ideas claras y encaminada; mi fe es más fuerte.
Luisa.

- Vine por mi familia. No creía en estas cosas y estaba ajeno a Dios. Sin embargo, murió un familiar que vivía en la fe y ha sido quien ha hecho que me replantee mi vida.
Miguel.

- Sabía que venía a encontrarme con el Señor y me he dado cuenta, en este fin de semana, de que algo me fallaba y es que mis posibilidades con el Señor van aún más allá.
Fran.

- Pensaba que esto era una convivencia más y he comprobado que esto es más especial. Además, he entendido lo necesario que es compartir la fe en comunidad.
Mariluz.

- Una amiga descubrió su fe aquí. Yo pensaba que iría de aquí al cielo y estoy muy contento.
Samuel.

Próximo Encuentro de Juventud: 24 y 25 de noviembre.