martes, 13 de marzo de 2012

Convivencia en Coripe

El pueblo de Coripe está situado a 80 kilómetros de Sevilla, en plena sierra y tiene unos 1200 habitantes. En la Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol existe una comunidad cristiana católica importante y, en ella, hay un número importante de cursillistas, con relación a los miembros de la comunidad.

Hasta allí nos fuimos un grupo de cursillistas de Sevilla para pasar un agradable rato con nuestros hermanos de Coripe. En esta, nuestra segunda visita (el viernes 4 de noviembre de 2011 ya estuvimos allí, tal y como quedó recogido en este blog: aviso de la visita y agradecimiento), tuvimos una convivencia en el campo, más concretamente, en la zona del Chaparro y pasamos un día inolvidable, compartiendo nuestras experiencias vividas tras haber realizado el Cursillo y lo que supuso en nuestras vidas el encuentro con Cristo Resucitado.

En aquella primera visita, nos presentamos a la comunidad de Coripe y a su párroco, don Pedro Jiménez. Tuvimos una agradable acogida y nos ofrecimos a ellos para formar un grupo con las características de Cursillos, con objeto de revivir el encuentro y fomentar el Movimiento para que aquella comunidad se potencie y continúe anunciando el Reino de Dios.

Para terminar la visita del pasado fin de semana, celebramos un Vía Crucis en el templo parroquial, ofreciéndolo por el Encuentro de Juventud Nº 127, que se estaba celebrando simultáneamente en Castilleja de la Cuesta. Además, terminado el Vía Crucis, todos juntos iniciamos el rezo del Santo Rosario comenzado por los miembros de la comunidad parroquial de Coripe.

Nos comprometimos a seguir visitándoles para animarles y que sepan que, aunque estemos a 80 kilómetros de distancia de Sevilla, no están solos.

Paco Jiménez.