lunes, 23 de enero de 2012

Testimonios del Cursilllo de Cristiandad Nº 710 (1 de 4):

- Flaqueaba mi vida espiritual. Estaba adormilado. En el Cursillo he compartido cosas y han compartido cosas conmigo.

- Llegué perdida y triste por varias circunstancias y me voy con Dios del Cursillo, porque le he encontrado en todos mis compañeros.

- Siempre he vivido alrededor de la Iglesia (iba a las misas del domingo), aunque nunca me he implicado, sólo he cumplido. He tenido crisis de fe y mis amistades y conocidos no me ayudaron espiritualmente.

Varios conocidos, durante la Jornada Mundial de la Juventud, me hablaron de los Cursillos y aunque venía a la defensiva, me llevo los momentos intensos vividos.
David.

- Vine con la vida rota y vacía. Tras el Cursillo, siento que he cambiado, como un vaso nuevo; me voy con Dios para siempre.