lunes, 19 de diciembre de 2011

Ante la Ultreya de Navidad


La palabra Ultreya es una antigua palabra española  que usaban los peregrinos de Compostela cuando se encontraban para saludarse y animarse a lo largo del camino.  Esta palabra, probablemente derivada del latín ultra, significaba "¡Adelante!". Los cursillistas utilizan esa palabra para designar un tipo de encuentro que tiene lugar después del Cursillo.  Es la reunión de los cursillistas de una o algunas parroquias (web de Cursillos en Cádiz y Ceuta).

La Ultreya es una comunidad que se hace visible en una reunión. Es la comunidad de quienes, en actitud de conversión progresiva, se sienten unidos en una sola fe, un solo Señor y un solo bautismo; y por esto, sienten la necesidad de reunirse para compartir y potenciar mutuamente en sus vidas la vivencia de lo fundamental cristiano y el compromiso consciente de descubrir y concretar el lugar y el modo de vivirlo, según su vocación personal (488).

Los que intervienen en las Ultreyas dan testimonio del crecimiento de su vida de unión con Cristo y con los hermanos, a fin de que los demás se animen. Presentan a los Cursillistas una gran variedad de testimonios, para que en ellos puedan encontrar un amplio abanico de posibilidades de crecimiento cristiano y de acción. El que da su testimonio ofrece ejemplos concretos de cómo vivir lo fundamental cristiano, en la familia, en el vecindario, con el lugar de trabajo y con los amigos (501).



Hoy 19 de diciembre, Ultreya de Navidad.