lunes, 7 de noviembre de 2011

Personas para asistir a un Cursillo...

- Personas de cualquier clase social, maduras, libres y responsables, que puedan recibir los Sacramentos, que sean capaces de captar el mensaje evangélico y comprometerse y de descubrir sus carismas y ponerlos al servicio de una comunidad.

- Personas que tengan personalidad profunda, capacidad de decisión, capacidad de actuar con libertad, capacidad de amar.

- Personas que impacten con sus decisiones, que muevan por sus opiniones y empujen por sus acciones.

- Personas insatisfechas y con inquietud social.

- Personas que tengan aptitud para vivir en y para la comunidad, capaces de actuar como sal, luz y fermento, a través de la creación de núcleos cristianos que faciliten la penetración en los ambientes, ya que la transformación de la sociedad sólo se logra a través de la acción de un sujeto con sentido social.

- Personas solidarias, generosas, preocupadas por los demás y por el mundo...